Radio Habana Cuba

Una voz de amistad que recorre el mundo

  • Síguenos en

#NoMasBloqueo #SolidaridadVsBloqueo

La agricultura cubana adopta medidas y decisiones para atenuar los deficitarios resultados

Diputados, ministros, otros funcionarios y expertos analizaron con detenimiento la agricultura cubana, constataron sus principales insuficiencias y pusieron de relieve los planes trazados para revertir los deficitarios resultados actuales.

En un país donde se gastan más de dos mil millones de dólares anualmente para adquirir en el exterior una factura en alimentos cuyo 60 por ciento puede cosecharse aquí, merece un examen acucioso la marcha de la agricultura, como el realizado en el foro parlamentario.

Acorde con los requerimientos de esta nación, el sistema de dirección y productivo de la agricultura sufre acentuadas transformaciones, algunas de las cuales ya se adoptan y otras forman parte de un plan a mediano plazo.

Entre los cambios más marcados figuran la separación de las funciones estatales y empresariales y el fortalecimiento de las cooperativas agropecuarias, fuente fundamental de la producción de alimentos en la mayor de las Antillas.

Por ese camino se han extinguido más de tres centenares de diversos tipos de cooperativas con magros resultados e imposibilitadas de cumplir sus contratos y garantizar el sustento de sus asociados.

Otra de las medidas saludadas en Cuba para una mejor explotación de la tierra es la entrega de superficies ociosas, en la modalidad de usufructo, con la propiedad en manos del Estado, pero con facilidades a quienes las cultiven para construir viviendas.

Si bien las anteriores decisiones y otras contenidas en la estrategia para el despegue de la agricultura cubana requieren de tiempo para su consumación, los funcionarios y expertos están atentos a las dificultades surgidas y aplican las correcciones pertinentes.

Salta a la vista que todavía el 17 por ciento de las hectáreas agrícolas permanecen ociosas porque, según los expertos, el proceso de otorgamiento, en calidad de usufructo, ha tenido tropiezos.

La limitación de recursos financieros no permite aumentar las inversiones al ritmo necesario, pero sí se destinan cuantiosos recursos hacia el aumento de producciones fundamentales.

Son los casos de los cultivos de arroz, con un salto de 291 por ciento entre 2008 y 2013, de frijoles, con un alza de 63 por ciento en el mismo período y el de maíz, con el avance de 32 por ciento.

También se consignan aseguramientos a las entregas de miel de abejas, entre otros objetivos, y se incrementa el precio de compra a los campesinos y obreros agrícolas, como son los casos de la leche y la caña de azúcar.

Ahora bien, los progresos referidos son dignos de mencionar, pero no llegan a cubrir el deficitario mercado interno, por lo que el país debe continuar sus erogaciones millonarias para adquirir alimentos en el exterior.

Con el fomento gradual de la infraestructura agrícola, la introducción de tecnologías y sistemas de riego así como los resultados que arrojen ensayos de comercialización, se asegura que aumentarán los aportes y bajarán los precios a los que se enfrentan los consumidores.

Los cubanos han asumido con razón el vuelco a la agricultura como una batalla por la seguridad nacional porque generar una parte de los alimentos hoy adquiridos fuera no puede ser sólo una loable aspiración.

Editado por Katia Madruga Marquez
Comentarios
Deja un comentario
  • Sesionó en La Habana XIX Foro de la Sociedad Civil Cubana
  • Postales de América 19-10-17
  • Postales de América 18-10-17
  • Continúa en La Habana Quinto Simposio Internacional de Fruticultura
  • Firman Cuba y México convenio de colaboración sobre Fruticultura
  • Sesiona en Cuba 5to Simposio Internacional de Fructicultura
Contador de Visitas

3844786

  • Máximo: 19729
  • Ayer: 4656
  • Hoy: 742
  • En Línea: 187
  • Total: 3844786